“Cuando uno atribuye todos los errores a los otros y se cree irreprochable, está preparando el retorno de la violencia, revestida de un vocabulario nuevo, adaptada a unas circunstancias inéditas. Comprender al enemigo quiere decir también descubrir en qué nos parecemos a él.” – Tzvetan Todorov


domingo, 11 de octubre de 2009

Energía y tecnología: construyendo COMUNidad entre israelíes y palestinos.

Comet-ME es otra experiencia de coexistencia palestina/israelí – árabe/judía. Tal y como lo dice su nombre COMunidad, Energía y Tecnología en el Medio Oriente (Comet-ME, por sus siglas en inglés), buscan crear un sentido de comunidad ente israelíes y palestinos a través de la construcción de sistemas de energía renovable en poblaciones palestinas marginales. Dicta su página de internet: “Comet-ME es una iniciativa conjunta de israelíes y comunidades palestinas que creen que las barreras de hostilidad pueden ser eliminadas mediante un trabajo conjunto y concreto, destinado a demoler muros de segregación y racismo”.

Según Comet-ME, muchas poblaciones palestinas viven hoy marginadas a consecuencia de la construcción de asentamientos judíos en los territorios palestinos. El ejemplo de Susya, al sur de las montañas de Hebrón, habla por sí sólo. El cableado eléctrico que el Estado de Israel extendió a los asentamientos judíos y bases militares israelíes ignoró por completo las necesidades de este poblado. Elad Orian y Noam Dotan, fundadores de Comet-ME, han aliviado esta situación precaria a través de la instalación de tecnologías eólicas y solares que producen energía eléctrica en comunidades empobrecidas, en buena medida, producto de la ocupación israelí y la presencia de los colonos judíos en los territorios palestinos.


Comet-ME es una iniciativa de ingeniería social y ambientalmente responsable, construye “sistemas de energía renovable para comunidades que no están conectadas a la red eléctrica por razones políticas y capacitamos a personas de la comunidad para instalar y mantener estos sistemas. El abastecimiento de energía renovable a comunidades no conectadas a la red responde a necesidades sociales, económicas y ambientales. No se trata de un lujo superfluo sino de un tema vital en una situación particularmente dura”. El proyecto en Susiya ha facilitado la principal actividad económica de sus pobladores: la producción de mantequilla y su refrigeración para la venta.


Comet-ME es uno de los 12 finalistas del World Challenge 2009 (patrocinado por la BBC y Newsweek), una competencia global que busca incentivar pequeñas empresas y proyectos innovadores con alto impacto social (ver video en http://www.theworldchallenge.co.uk/2009-finalists-project11.php). Comet-ME es apoyado por The Villages Group, una iniciativa palestino-israelí que opera desde 2002 con el fin de apoyar en el desarrollo de comunidades palestinas aledañas a Nablus (en Cisjordania). Ambos proyectos, Comet-ME y The Villages Group, más que organizaciones se consideran iniciativas de individuos con un carácter social y humano. El motto de la segunda resume la visión de las dos: “Quizás no podemos lograr una paz general, pero sí podemos realizar hechos de paz”.

El hecho es que benefactores y beneficiados han dado el paso necesario para atravesar el espejo y acabar con el estado de guerra al que están condenados en su reflejo. Se reconocen, ante todo, como seres humanos, dispuestos a construir un futuro viable para palestinos e israelíes.

The New York Times reproduce la siguiente nota de la Associated Press sobre Susya y Comet-ME: “Israelis Bring Green Power to West Bank Village”.

1 comentario:

aQuieSToyYo dijo...

No parece tan complicado desarrollar proyectos e ideas como estos. Y, sin embargo, es un mundo. Un mundo el que se inicia para esos productores de mantequilla y consumidores de luz eléctrica, que nosotros damos tan por sentado.

Gracias por la información, José.

(El próximo 17 realizaremos en Madrid una marcha contra el hambre. ¿Hay algo parecido por allá?)

Besos desde acá.